Vida religiosa III

4 de febrero
Viernes IV
Hb 13, 1-8 Conservad el amor fraterno y no olvidéis la hospitalidad

Comunión fraterna en tantas comunidades religiosas, signo de comunión en un mundo lacerado por las guerras y discordias. Hospitalidad de quien acoge a quien viene casado y agobiado, a quien tiene hambre, a quien no tiene techo, a quien es perseguido, al inmigrante, al enfermo, al que no sabe. Signos de comunión por la comunión de la que tú nos haces participar por tu Trinidad de amor.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Vida religiosa III”

  1. La carta a los Hebreos nos recuerda algo importante: acuérdense de los presos, de los que sufren “pues ustedes también viven en un cuerpo” y por tanto todos podemos olvidarnos de nuestros hermanos y dejarnos arrastrar por absurdas promesas y por “el qué dirán” acabando así por cortarle la cabeza a Juan, a la verdad.

  2. Señor, ésta llamada a la hospitalidad, amor fraterno, solidaridad y entrega, es común para todos los cristianos. Así Señor,que yo te pido tu gracia, para saber hacer realidad tú Palabra

Comentarios cerrados.