Sólo tú

9 de octubre
Martes XXVII

Lc 10, 38-42 Solo una cosa es necesaria

No andes inquieto y disperso, de aquí para allá, yendo y viniendo, desasosegado, poniendo en lo que no es la importancia, como si fuera, sin darte cuenta que solo una cosa es necesaria: escuchar mi Palabra y ponerla en práctica, vivir el evangelio y practicar la justicia, en definitiva, amarme sobre todas las cosas y amar a tu prójimo como a ti mismo.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Un comentario en “Sólo tú”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *