Palabra eficaz

17 de enero
Sábado I

Hb 4, 12-16 La palabra de Dios es viva y eficaz.

Sigue pronunciando tu Palabra sobre mí, Señor, haz que la acoja y la encarne, la espere y la geste, la rumie y la de al mundo, como hizo María. Tu palabra me da vida, ayúdame a transmitirla.

Hago mía la oración de San Agustín, en las confesiones: que tu Palabra constituya para mí un encanto lleno de pureza. Que no me engañe en ella ni con ella sirva a otros de engaño. Señor, escucha y ten piedad.

0117

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Un comentario en “Palabra eficaz”

  1. “Y el verbo se hizo carne y habitó entre nosotros”. La palabra está viva y es a través de ella como accedemos al Padre por encima de las aguas agitadas. Señor, que nunca desconfíe de tu infinita misericordia, que esté siempre alerta a cualquiera de tus manifestaciones, que sepa mirar en la debilidad en el espejo de tu Hijo, que pueda perdonar siempre como muestra de tu infinito amor.

Comentarios cerrados.