Amor y gracia

31 de julio
San Ignacio de Loyola

Ex 33, 7-11; 34, 5-9 El Señor hablaba con Moisés cara a cara, como un hombre con su amigo.

Hablar contigo cara a cara, en lo más íntimo de la profunda intimidad, ser en ti cosecha de amistad, don de amor y gracia, donación y recepción, principio y fin, aspiración y plenitud de vida. Hacerme por tu palabra, decirme desde tu verbo que me crea y me da el espíritu. Dime una palabra, Señor, y quedaré sano. Dime una palabra y seré en ti ser mío y tuyo. Dime la palabra pronunciada desde el principio de la eternidad en exclusiva: te amo.

Grano de mostaza

30 de julio
Lunes XVII

Mt 13, 31-35 El reino de los cielos se parece a un grano de mostaza…

…que uno siembra en su huerta; aunque es la más pequeña de las semillas, cuando crece es la más alta de las hortalizas; se hace un arbusto más alto que las hortalizas y vienen los pájaros a anidar en sus ramas.

Lo pequeño es grande. Menos es más. Así nos lo has dicho con tu Palabra y tu vida. Y has puesto esa diminuta semilla en mi ser. Gracias.

Mi oración

29 de julio
Domingo XVII

Lc 11, 1-13 Señor, enséñanos a orar

Adéntrame en el misterio del Padre nuestro, del amor sin palabras, del silencio profundo, del tiempo dedicado a ti exclusivamente, sin esperar nada a cambio, del deseo de tu reino y de tu voluntad en mi vida, en nuestra sociedad, en nuestra historia. Enséñame a preocuparme del pan de cada día del mío y el de mis hermanos los que no lo tiene. Que viva gracias a tu misericordia, a tu perdón, a tu gracia y a tu amor, y que lo brinde a los demás. Y no me dejes caer en la tentación de creerme como Dios, sino de saberme en todo pobre hijo tuyo. Amén.

Cizaña

28 de julio
Sábado XVI

Mt 13, 24-30 Cuando se formaba el trigo apareció también la cizaña

Trigo y cizaña unidas, a veces aparentemente inseparables, en nuestra vida. Entremezclada. Me gustaría ver solamente trigo, y ofrecerte sus primicias, Señor, pero cuando observo el campo de mi vida aparece también la cizaña. Me duele, pues tú has sembrado buena semilla. Me dan ganas de arrancarla de cuajo, pero escucho tu Palabra: “No, que al arrancar la cizaña podríais arrancar también el trigo”. ¿Qué hago, Señor?

Descanso

27 de julio
Viernes XVI semana

Ex 20, 1-17 El día séptimo es un día de descanso, dedicado a nuestro Dios

Al concluir la creación, la obra de la vida, donde se manifiesta tu amor y tu deseo de redención para hombres y mujeres a lo largo de la historia, descansaste. Descansar el día séptimo, como tú lo hiciste, es recordar que el fruto de nuestro trabajo tiene en ti su fuente y su fin; que no lo podemos todo; que tú estás creando en nosotros. Lo podemos recordar cuando paramos y te dedicamos un tiempo. En el hemisferio norte se acercan los días de vacaciones de verano. Que nuestro ser, nuestro tiempo, y nuestro descanso aquellos que lo tengamos, estén dedicados a Ti.

Padres

26 de julio
San Joaquín y Santa Ana

Dn 3 Bendito eres, Señor, Dios de nuestros padres

Así empieza el salmo responsorial de hoy, que es el cántico de Daniel, y nos invita a repetir A ti gloria y alabanza por los siglos. En este día de san Joaquín y santa Ana, padres de maría, la madre de Jesús, te doy gloria y al alabanza por todos los que nos han precedido y transmitido la vida, Señor, de generación en generación. Por mis padres, mis abuelos, sus padres y sus abuelos..y por todos los que, hoy en día, siguen cuidando de mi vida, nutriéndola y llenándola de ser. A ti gloria y alabanza por los siglos.

Santiago Apóstol

25 de julio
Santiago Apóstol

2 Co 4, 7-15 Cuantos más reciban la gracia, mayor será el agradecimiento, para gloria de Dios.

Tengo en el recuerdo la peregrinación a Santiago, desde Roncesvalles, que para mí fue una fuente de gracia y de bendición. Y desde entonces he seguido recibiendo de ti; Señor, tanta gracia y me has hecho rebosar de agradecimiento, para tu gloria. Salir hacia Santiago, por amor de tu nombre. Para tu gloria. Y así en el camino de la vida, en el día a día, en el que todos somos peregrinos. Recibiendo tu bendición, en todos los caminos que conducen hacia ti.

Mar rojo

24 de julio
Martes XVI semana

 Ex 14, 21-15,1 Moisés extendió su mano sobre el mar, y el Señor hizo

Un pequeño gesto, sin mayor importancia, sin ninguna fuerza, se convierte en un gesto de liberación, en un gesto que se recordará generación tras generación, en un gesto que se actualiza en cada pascua. Un pequeño gesto de Moisés, hecho en tu nombre; un pequeño gesto de quien confía en ti y no teme; un pequeño gesto de quien se ha abandonado en ti y por ti se ha hecho instrumento en tu mano. Ser en ti instrumento: esto es lo que te pido, Señor.

Desear

23 de julio
Santa Brígida

Jn 15, 1-8 Pedid lo que deseáis, y se realizará

Se realizará, pero la condición, tan determinante, es que permanezcamos en Jesús, y sus palabras permanezcan en nosotros. Si es así, me imagino y deseo, nuestras peticiones ser realizarán porque estamos insertos en ti y cumplir tu voluntad será lo que deseamos, y lo que se realizará. Pedir lo que tu quieres para nosotros,  es entrar en la dinámica del aceptar la realidad y disfrutar de ella. En tus manos, Señor.