El sembrador

22 de septiembre
Sábado XXIV semana
Lc 8, 4-15 Salió el sembrador a sembrar su semilla


Una vez más, Señor, esta parábola. Tú eres el sembrador, yo soy también sembrador en ti. Para ti, para tu semilla, soy a veces borde del camino, terreno pedregoso, zarzas, e incluso tierra buena. Tu Palabra es la semilla: la escucho y a veces desaparece de mi corazón, me produce alegría pero no enraíza en mi vida, creo en ella pero en la prueba fallo… Que te escuche con un corazón noble y generoso, guarde la semilla de tu palabra y de fruto perseverando.

San Mateo

21 de septiembre
San Mateo
Mt 9, 9-13 Vio Jesús al  pasar a un hombre llamado Mateo…

Si paseara Jesús por las calles cercanas a mi comunidad de San Mateo, en Madrid,  mejor dicho, cuando pasea por aquí ve  que los cuatro vamos y venimos, con prisas, al trabajo, a coger el metro, a comprar en el mercado, a una reunión, corriendo a casa para preparar la comida, para rezar o celebrar la eucaristía con la gente que comparte con nosotros su presencia… Nos ve en tantas circunstancias, el Señor, y en todas ellas nos está diciendo: “Sígueme” Que cada día te sigamos con mayor generosidad, Señor.

Ungir los pies

20 de septiembre
Jueves XXIV
Lc 7, 36-50 Le ungía los pies con perfume

A Jesús, una mujer pecadora, que antes le había regado los pies con sus lágrimas, los enjugaba con sus cabellos y los cubría de besos, le unge los pies con perfume. Mucho ama porque mucho se le perdona; mucho ama porque tiene fe; mucho ama porque se siente acogida, mirada con misericordia,  regenerada. Quiero amarte así, Señor, ungirte los pies con el perfume de mi vida, que es tu regalo.

Belleza

19 de septiembre
Miércoles XXIV semana

Salmo 110 Esplendor y belleza son su obra

Contempla algo bello a tu alrededor, algo hermoso que hayas visto desde que te levantaste: un rostro amado, el lento desperezarse de la aurora, el cielo azul, el frescor de la mañana…un lugar, un paisaje habitual, una circunstancia bañada de belleza…ahí, en eso que hoy te ha podido pasar desapercibido, está el esplendor y la belleza de la obra de Dios. Cae en la cuenta.

El obispo

18 de septiembre
Martes XXIV semana

1 Tim 3, 1-23 El obispo tiene que ser…

…irreprochable, fiel a su mujer, sensato, equilibrado, bien educado, hospitalario, hábil para enseñar, no dado al vino ni amigo de reyertas, comprensivo, no agresivo ni interesado…se requiere además que tenga buena fama entre los de fuera, par evitar el descrédito y lo atrape el diablo.

Pidamos para que  todos los obispos se acerquen cada día más a esta ideal que muestra la Palabra de Dios. Pedimos por nosotros para que, al mirar a los obispos, seamos sensatos, equilibrados, bien educados….al igual que queremos que sean ellos.

No soy digno

17 de septiembre
Lunes XXIV

Lc 7, 1-10 Señor, no soy digno de que entres en mi casa

Estas palabras, que merecen un elogio encendido de Jesús, “os aseguro que en todo Israel no he encontrado tanta fe”, son las que repetimos cada día en la eucaristía, antes de la comunión. No soy digno de que tú vengas, y vienes. No soy digno de que entres en mi casa y estás conmigo, compartiendo cada momento de mi historia, los que están más cerca de ti,  y también en los que pretendo alejarme. Aquí estás tú, siempre, en mi interior, en mi casa.

 

 

Doy gracias

16 de septiembre
Domingo XXIV semana

1 Tim 1, 12-17 Doy gracias a Cristo…

…porque me hizo capaz, se fió de mi, me confió este ministerio, tuvo compasión de mi, derrochó su gracia en mí, dándome la fe y el amor en Cristo, se compadeció de mi, mostró conmigo toda su paciencia.

En pocas líneas el autor de esta carta a Timoteo desborda de agradecimiento por todo lo que Jesús, el Salvador, ha hecho en su vida.  Me uno, contigo, a él. Te doy gracias, Señor, porque….

Virgen de los Dolores

15 de septiembre
La Virgen de los Dolores

Jn 19, 25-27 Junto a la cruz de Jesús estaba su madre
María  permanece fiel, junto a la cruz de Jesús. María acompaña el dolor y el sufrimiento del Hijo, en medio de su dolor y sufrimiento como Madre. María acoge el don que recibe, y es acogida como don por Juan, el discípulo amado. María se hace presencia de amor para el hijo abandonado. María, alcánzanos la gracia de ser como tú, de permanecer, acompañar y acoger el sufrir de tantos hombres y mujeres de nuestro mundo.

Escucha y contempla:

 

http://es.youtube.com/watch?v=D3hABJAVDhE

Cruz

14 de septiembre
La exaltación de la Santa Cruz
Fil 2, 6-11 Y una muerte de Cruz

Buscar un momento en el día de hoy para contemplar tu cruz, en una imagen, en una persona, en una situación de nuestro mundo…Contemplar tu cruz y adorarte recordando las palabras del evangelio: tanto amó Dios al mundo que entregó a su único Hijo para que no perezca nadie, sino para que tengan vida eterna, para que el mundo se salve por él.

Elegidos, antos, amados…

13 de septiembre
Jueves XXIII

Col 3, 12-17 Como elegidos de Dios, santos y amados, vestíos….
Antes de continuar leyendo de que me tengo que vestir quiero que me recrees, Señor, con la realidad que me muestra tu Palabra: soy elegido tuyo, estoy llamado por ti a la santidad, soy profundamente amado por ti. Elegido, santo, amado, llamado, desde esta verdad que hoy me muestras, a vivir vestido de ti mismo, revestido por tu Espíritu, de misericordia entrañable, bondad, humildad, dulzura y comprensión.  Gracias por tratar de hacerlo en mi así.