Cizaña

28 de julio
Sábado XVI

Mt 13, 24-30 Cuando se formaba el trigo apareció también la cizaña

Trigo y cizaña unidas, a veces aparentemente inseparables, en nuestra vida. Entremezclada. Me gustaría ver solamente trigo, y ofrecerte sus primicias, Señor, pero cuando observo el campo de mi vida aparece también la cizaña. Me duele, pues tú has sembrado buena semilla. Me dan ganas de arrancarla de cuajo, pero escucho tu Palabra: “No, que al arrancar la cizaña podríais arrancar también el trigo”. ¿Qué hago, Señor?

Descanso

27 de julio
Viernes XVI semana

Ex 20, 1-17 El día séptimo es un día de descanso, dedicado a nuestro Dios

Al concluir la creación, la obra de la vida, donde se manifiesta tu amor y tu deseo de redención para hombres y mujeres a lo largo de la historia, descansaste. Descansar el día séptimo, como tú lo hiciste, es recordar que el fruto de nuestro trabajo tiene en ti su fuente y su fin; que no lo podemos todo; que tú estás creando en nosotros. Lo podemos recordar cuando paramos y te dedicamos un tiempo. En el hemisferio norte se acercan los días de vacaciones de verano. Que nuestro ser, nuestro tiempo, y nuestro descanso aquellos que lo tengamos, estén dedicados a Ti.

Padres

26 de julio
San Joaquín y Santa Ana

Dn 3 Bendito eres, Señor, Dios de nuestros padres

Así empieza el salmo responsorial de hoy, que es el cántico de Daniel, y nos invita a repetir A ti gloria y alabanza por los siglos. En este día de san Joaquín y santa Ana, padres de maría, la madre de Jesús, te doy gloria y al alabanza por todos los que nos han precedido y transmitido la vida, Señor, de generación en generación. Por mis padres, mis abuelos, sus padres y sus abuelos..y por todos los que, hoy en día, siguen cuidando de mi vida, nutriéndola y llenándola de ser. A ti gloria y alabanza por los siglos.

Santiago Apóstol

25 de julio
Santiago Apóstol

2 Co 4, 7-15 Cuantos más reciban la gracia, mayor será el agradecimiento, para gloria de Dios.

Tengo en el recuerdo la peregrinación a Santiago, desde Roncesvalles, que para mí fue una fuente de gracia y de bendición. Y desde entonces he seguido recibiendo de ti; Señor, tanta gracia y me has hecho rebosar de agradecimiento, para tu gloria. Salir hacia Santiago, por amor de tu nombre. Para tu gloria. Y así en el camino de la vida, en el día a día, en el que todos somos peregrinos. Recibiendo tu bendición, en todos los caminos que conducen hacia ti.

Mar rojo

24 de julio
Martes XVI semana

 Ex 14, 21-15,1 Moisés extendió su mano sobre el mar, y el Señor hizo

Un pequeño gesto, sin mayor importancia, sin ninguna fuerza, se convierte en un gesto de liberación, en un gesto que se recordará generación tras generación, en un gesto que se actualiza en cada pascua. Un pequeño gesto de Moisés, hecho en tu nombre; un pequeño gesto de quien confía en ti y no teme; un pequeño gesto de quien se ha abandonado en ti y por ti se ha hecho instrumento en tu mano. Ser en ti instrumento: esto es lo que te pido, Señor.

Desear

23 de julio
Santa Brígida

Jn 15, 1-8 Pedid lo que deseáis, y se realizará

Se realizará, pero la condición, tan determinante, es que permanezcamos en Jesús, y sus palabras permanezcan en nosotros. Si es así, me imagino y deseo, nuestras peticiones ser realizarán porque estamos insertos en ti y cumplir tu voluntad será lo que deseamos, y lo que se realizará. Pedir lo que tu quieres para nosotros,  es entrar en la dinámica del aceptar la realidad y disfrutar de ella. En tus manos, Señor.

La pastora

22 de julio
Domingo XVI
Lc 10, 38-42 Andas inquieta y nerviosa con tantas cosas. Solo una es necesaria

Quiero escucharte esta mañana, Señor, y dejar que tu reproche resuene en medio de mis ajetreos, de mis desazones, de mis agobios, de mis inquietudes, de mis nerviosismos, de ese pequeño mundo de circunstancias, tan insustancial, pero que determina tanto el ritmo de mi vida en tantas ocasiones. Escucharte decir: “solo una cosas es necesaria”. Y ahí estás tú.

El derecho

21 de julio
Sábado XV semana
Mt 12, 14-21 Sobre él he puesto mi espíritu, para que anuncie el derecho a las naciones
Elegidos, amados y predilectos para desarrollar una misión liberadora en nuestra humanidad. Librar al pueblo de la esclavitud, que duraba 420, que parecía nunca acabar, en el caso de Moisés. Contribuir a instaurar un reino de libertad, de verdad, de justicia, de paz, en nuestro caso. Llamados a anunciar y denunciar las injusticias, tan numerosas, que como un cáncer corroen a la humanidad. En tu nombre, Señor, y con tu Espíritu.

 

Señor del sábado

20 de julio
Viernes XV semana

Mt 12, 1-8  El hijo del hombre es Señor del sábado
Uno esta frase, en la que Jesús se pone por encima de la ley y de su cumplimiento, y la primera lectura, que anuncia la liberación de los judíos del yugo egipcio. La ley es celebrar que Dios pasa por nuestras vidas, que nos libera, y desde esta experiencia radical y totalizante  me acerco a cumplir la ley. Muchas veces anteponemos la ley, y su cumplimiento, a la experiencia de Jesús Salvador en nuestra vida. Y por así nos encadenamos en un cumplimiento escrupuloso. No. Hagamos fiesta, porque Dios está de nuestra parte. Esa es la verdadera ley.

 

Cansados y agobiados

19 de julio
Jueves XV semana
Mt 11, 28-30 Venid a mi todos los que estáis cansados y agobiados y yo os aliviaré

¿Cuándo oigo esta Palabra, Señor, cómo no poner ante ti a todas las personas que conozco y que están agobiadas, cansadas, estresadas? ¿A todas las personas que no pueden con su alma, que viven la vida como una tragedia, que no tienen fuerza para levantarse, para seguir, para iniciar de nuevo? ¿Cómo no acercarte a todo el que sufre, en esta humanidad tan dilatada de sufrimientos? Ayúdame a ser alivio en tu nombre.