Ojos abiertos

23 de junio
Martes XXII

II Re 19,14-21 ¡Abre tus ojos, Señor, y mira!

Mira nuestra vida, nuestra realidad. Mira lo que somos y te ofrecemos. Mira mi pobreza y debilidad. Mira mira incoherencia. Mira mi deseo de ti. Se que me sondeas y me conoces, pero aún así te digo, mírame Señor, con tu mirada de amor, tan llena de ternura, y líbrame de mi propio mal.

Ver claro

22 de junio
Lunes XXII

Mt7, 1-5 Entonces verás claro

¿Cuándo veré claro? Cuando me saque la viga que tengo en el ojo, y que me impide ver con tu mirada. La vida de mi ego desaforado. Dame Señor, una mirada humilde, una mirada misericordiosa, una mirada tierna, llena de bondad, tu mirada.

Desbordado

21 de junio
XXII Domingo

Rm 5,12-15 La gracia y el don de Dios se han desbordado sobre todos

Siempre tu don, siempre tu gracia, sobre abundante, que valen más que la vida. Todo es don. Todo es gracia. Desde el momento que nacemos a esta vida hasta el momento en que naceremos a la eternidad, en tus manos siempre. Vivir con conciencia de tu don me hace tener un corazón agradecido, que también es don tuyo. Gracias por esta mirada de fe.

Inmaculado corazón


20 de junio
Inmaculado corazón de María


Lc 2, 41-51 Su madre conservaba todas estas cosas en su corazón

Dame, señor, un corazón semejante al de María, atento a las necesidades de los demás, especialmente de los más descartados de nuestra sociedad. Dame un corazón donde te pueda amar y acunar. Dame un corazón perdido en ti.

Sagrado Corazón


19 de junio
El sagrado corazón de Jesús

Dt 7, 6-11 El Señor se enamoró de vosotros


Por puro amor. Todo el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios. Si nos amamos unos a otros Dios permanece en nosotros y su amor ha llegado en nosotros a su plenitud. Dios es amor. Esta es tu palaba hoy. Encárnala en mi corazón.

Cuidado de la tierra

18 de junio
Jueves XI

Salmo 96 La tierra goza

La tierra goza si la dejamos gozar, goza mientras hemos estado confinados y no hemos violado a la naturaleza. La tierra sufre con nuestra huella que es devastadora. La tierra que esquilmamos, la tierra que deja de ser el espacio prometido por ti, el jardín del paraíso. Riega nuestra tierra en sequía para que florezca nuestro cuidado del medio ambiente, Señor.

Amad

16 de junio
Martes XI

Mt 5, 43-48 Amad a vuestros enemigos

Y todo, en nuestra vida, se convierte en una cuestión de tu amor. Tu amor amante. Tu amor amado. Tu amor que me impulsa al amor. ¿De los enemigos?

Vizcondesa

15 de junio
Santa María Micaela del santísimo sacramento


Mt 5, 38-42 Al que te pida, dale

Así hizo Santa María Micaela del Santísimo Sacramento, que te adoró en tu cuerpo expuesto y en el cuerpo de las prostitutas que necesitaban redención. Nacida aristócrata cambió su vida de lujo por el tesoro que tú le ofrecías. Entrega total. Vanidad de su familia: su sobrina, en el colegio que fundó, donde yo vivo, puso una vidriera dedicada a la Beata Vizcondesa de Jorbalán, María Micaela. Y siempre que la veo me pregunto, ante ti, Señor, qué es más si ser feliz contigo o vizonde, demediado.

Cuerpo de Cristo

14 de junio
El Cuerpo y la Sangre de Cristo

Dt 8,2-3.14-16 El te alimentó

Comprendo, mi buen Jesús, que no todo se me debe ir en emociones, pero al leer esta frase, y tomar conciencia que me alimentas con flor de harina y miel silvestre, cada día de mi vida, me he emocionado, como ayer se emocionó un amigo al contarme que durante el confinamiento de la pandemia, mientras participaba en la eucaristía por televisión, ponía pan y vino y sabiendo que no era tu cuerpo y tu sangre, comulgaba contigo. Gracias.