Los ojos del corazón

13 de mayo
La Ascensión del Señor

Ef 1, 17-23 Ilumine los ojos de vuestro corazón

Ilumina, señor, los ojos de mi corazón, para que pueda comprender cuál es la esperanza a la que me llamas, la verdadera esperanza en la que se asienta mi vida, cuál la riqueza de gloria del saberme envuelto por tu misericordia para toda la eternidad, cuál tu extraordinario amor para cada uno de nosotros. Que conociéndote mejor te ame m´s y me entregue, por fin y sin reservas, a ti.

Alegría

10 de mayo
Jueves VI de pascua

Jn 16, 16-20 Vuestra tristeza se convertirá en alegría

Pongo en tus manos, Señor, a todas las personas que conozco que están tristes y atribuladas. Derrama sobre ellos tu Espíritu de amor, tu consuelo, que es un bálsamo amoroso. Dales fortaleza y paciencia, por tu misericordia, Señor.

Verdad plena

9 de mayo
Miércoles VI de Pascua

Jn 16, 12-15 Os guiará hasta la verdad plena

En tu verdad, la belleza de tu verdad, la bondad de tu bondad, tu verdad que me hace libre, la palabra verdadera que sale de tu boca, el verdadero amor con el que me amas, la verdad plena. La verdad plena que me ofreces. Con tu Espíritu, que me aletea cercano. Gracias, Señor.

De todo corazón

8 de mayo
Martes VI de pascua

Salmo 137 Te doy gracias de todo corazón

Hoy es de esos días en que convierto esta oración en una acción de gracias. Canto con alegría el estribillo, te doy gracias, Señor, de todo corazón, en medio de los ángeles, tañeré para ti. Gracias por poder cantar, por el don de la palabra, por poder escribir, por conocerte, por poner en mi el agradecimiento, por los ángeles que pones en mi vida, especialmente por los que hoy me encuentre en mi camino, que es el tuyo.

Conmigo

7 de mayo
Lunes VI de Pascua

Jn 15,26-16,4ª porque desde el principio estáis conmigo

No sé cuál es el principio ni cuál será el final. En cualquier caso, en el principio y en el final, mientras paso del uno al otro, estoy contigo. Igual no hay principio ni final, porque solo hay vida en ti. Todo en ti, yo en ti, me haces tuyo.

En mi amor

6 de mayo
VI domingo de Pascua

Jn 15, 9-17 Permaneced en mi amor

Permanezco en tu amor por puro don tuyo. La alegría de estar contigo llena de plenitud mi vida, una plenitud desapercibida y real, una plenitud de amado, de amigo, de siervo escogido. Una alegría que da frutos en tu amor. Gracias, Señor, porque me llamas a permanecer en tu amor, cumpliendo tus mandamientos, siguiendo tus huellas. Gracias por el don de tu amor.