tu amor II


15 de mayo
San Isidro, labrador

Jn 15, 12-17 Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos

Hazme beber de tu amor para amar más y mejor. Como tú me has amado. Dame el dar la vida, cada día, en lo sencillo, en lo cotidiano, en lo que pasa desapercibido, en lo que está oculto a los ojos del mundo, y de su fanfarria, para ser como tú, amigo tuyo. Gracias por elegirme. Gracias por destinarme a ser santo e irreprochable en el amor, en el tuyo, y dar fruto abundante. Dame de tu amor, amado amante.
María, consoladora de los afligidos, ruega por nosotros

tu amor

14 de mayo
San Matías

Jn 15, 9-17 Permaneced en mi amor

A tu sabor reposo. En rostro reclinado sobre los dulces brazos de mi amado. Y en tu amor, y porque nos amamos, reconocerán que somos discípulos tuyos.

María, refugio de los pecadores, ruega por nosotros

Fátima

13 de mayo
Virgen de Fátima

Jn 15, 1-8 Con esto recibe gloria mi Padre, con que deis fruto abundante

Tú eres el fruto de María, fruto bendito de su vientre, fruto abundante. Que ha venido para que tengamos vida. Tú, Hijo de Dios, hecho hijo de maría, para nuestra salvación. Bendito el seno que te llevó y los pechos que te criaron. Bendita la que escuchó tu palabra y la encarnó en su cuerpo.
María, salud de los enfermos, ruega por nosotros

alabanza

12 de mayo
Martes V de pascua

Salmo 144 Pronuncie mi boca la alabanza del señor

Te alabo, señor, te bendigo, de adoro. Con mi vida, con mi palabra, con mi acción. Con mi amor. Con esta oración, esta mañana, a la que se suman tantas personas para alabarte, y bendecirte y adorarte, a ti, vida nuestra.
María, estrella de la mañana, ruega por nosotros

En tu amor

11 de mayo
Lunes V de Pascua

Jn 14, 21-26 El que me ama será amado por mi padre, y yo también lo amaré

Bien se, amor amado, que todo se reduce al amor. Y en tu amor plenitud. Vida. Resurrección. Gracias.
María, puerta del cielo, ruega por nosotros

el camino

10 de mayo
V Domingo de Pascua


Jn 14, 1-12 Yo soy el camino, y la verdad y la vida

Tú mi camino, tú la verdad, tú la vida. Tú la esperanza firme que me queda. Ayúdame a caminar por ti. A andar en tu verdad, en humildad y sencillez, con los pies en la tierra. Dame tú la vida, pus si tú vida no me das, se que alcanzarla no puedo.


María, causa de nuestra alegría, ruega por nosotros

Buen pastor v

8 de mayo
Viernes IV de pascua

Jn 14, 1-6 No se turbe vuestro corazón

Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti. Yo digo al Señor, tú eres mi bien. El Señor es el lote de mi heredad y mi copa. Mi suerte está en tus manos. Me ha tocado un lote hermoso, me encanta mi heredad.

Virgen clemente, ruega por nosotros

Buen pastor IV

7 de mayo
Jueves IV de pascua

Jn13, 16-20 El que recibe a quien yo envíe me recibe a mí

¿En medio de estas circunstancias tan excepcionales que estamos viviendo, cómo te encarnas? ¿En dónde y en quién te haces más presente? Dame capacidad de discernir tu vista y tu figura, y máteme, mira que la dolencia de amor ya no se cura sino con la presencia y la figura.

Madre de misericordia, ruega por nosotros