Nube mañanera

10 de marzo
Sábado

Os 6, 1-6 Vuestro amor es como nube mañanera, como rocío que al alba desaparece

Eres el alba donde mi ser desaparece, el ocaso que me resucita, la nube mañanera que me anuncia la lluvia de tu generosidad, la luz de tu palabra, la palabra que pones en mi boca, el silencio de mis labios, la entrega de mi corazón, la dicha y la pérdida, el susurro y el grito desgarrador del amor, de tu amor, que eleva mi oración, Jesús, dulce memoria de mi perdición.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *