Mi pastor

8 de abril
Lunes V

Sal 22,1-3a.3b-4.5.6 El Señor es mi pastor,

Tu mi pastor, tu mi pradera, en tu pecho mullido recuesto mi ser tuyo. Tú la fuente mi que caía mi sed. Tu mi sosiego en la galerna. Tú la fuerza de mi debilidad, que bien conoces, tu restañas mis brechas. Tú mi sendero abierto, tú mi honor y mi gloria, tu mi luz en la oscuridad, tu vara y tu cayado me sosiegan en mis cañadas oscuras. Tu aceite se derrama en mí y huelo a tus perfumes. Tu copa desborda mis anhelos. Tu bondad y tu misericordia me acompañan todos los días de mi vida, y habitaré en la casa del Señor
por años sin término.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *