Magnificat

22 de diciembre

Lc 1, 46-56 Proclama mi alma la grandeza del Señor

Y si hoy, tres días antes de nacer, proclamo tu grandeza, ¿qué haré cuando en la noche me acerque al portal y quede embelesado por la hermosura de tu amor?

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

3 opiniones en “Magnificat”

  1. No podría decir lo que te quiero, te haría pequeño
    Ni podría medir tu dulzura, me harías grande

    Solo puedo jugar en tus manos
    mirar con tus ojos
    gozar en tus sueños

    Porque en todo eres grande, a todos acoges y a nadie abandonas

Comentarios cerrados.