Llanto

12 de enero
Martes I

I Sa 1, 9-20 LLorando a todo llorar

Así se dirige a ti Ana, en su infertilidad, con el alma llena de amargura, al tiempo que te ofrece y te consagra lo que se atreve a pedirte. En nombre de todas las mujeres que tienen el corazón tan roto y tan vacío que no saben que tú puedes colmarlas, en nombre de todas aquella que viven anegadas en su llanto, en nombre de aquellas que no tienen esperanzas y pues agonizan en tinieblas y sombras de muerte, en nombre de las que en sufrir al fruto de sus entrañas, me dirijo a ti, Señor, para pedir, aún más, tu misericordia.

Undated

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Llanto”

  1. ¡¡Gran fe la de Ana!! Ella nos ayuda a entender que Dios no hace oídos sordos ante nuestras súplicas, que la perseverancia es una virtud que Dios siempre premia. Para mí lo más bello de esta lectura es la súplica confiada de Ana y su compromiso de entrega total a Dios, incluso del hijo concebido.¡¡Aumenta mí Fe Señor!!

Comentarios cerrados.