Limpio

14 de enero
Jueves I

Mc 1, 40-45 Si quieres puede limpiarme

Sigo teniendo esa confianza en ti, Señor, confianza que restauras cada día. Si quieres puedes limpiarme. Dejarme para siempre en la claridad de tu presencia, que transforma la suciedad con que tiño mi hermosura. Cada día en ti renacido, por el poder de tu misericordia.

01.14

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

3 opiniones en “Limpio”

  1. ¡Si quieres puede limpiarme! Yo suplíco como el leproso, ruego que purifiques mi corazón y mi mente, y sienta dentro de mi ser tu infinita Misericordia.

  2. Asomarse al abismo
    y sentir
    que el viento conturba:
    ese es su existir.

    Y aún así, saber que es posible,
    que todo se aúna,
    cuando el alma transita
    buscando el encuentro con Dios Salvador.

    Dios emerge en tu vida
    y el error anida un instante
    porque pedir su perdón te eleva,
    y su palabra es constante:
    “Quiero, queda limpio”

Comentarios cerrados.