extenuadas

10 de julio
Martes XIV

Mt 9, 32-38 Se compadecía de las muchedumbres, porque estaban extenuadas y abandonadas

Tantos hermanas y hermanos nuestros, seres humanos, hijos tuyos, que vagan por el mundo cansados, agobiados, extenuados y abandonados, en las pateras, en el mar mediterráneo, en las fronteras, en los campos de refugiados, en la sin razón de la insolidaridad. Como ovejas que no tiene pastor. Y tú les miras con tus ojos en mi ojos y mueves mi corazón para curar toda dolencia.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *