Entregarse

8 de enero
Viernes después de Epifanía

Mc 6, 34-44 Dadles vosotros de comer

De pronto, como casi siempre que escribo estas oraciones diarias, hay una frase que recobra relieve: dales vosotros de comer. Después de tantas comidas de navidad, de tantos dulces, de tanta abundancia, acércate al hermano y hermana que están solos y desamparados y dales de comer. Que la caridad con los más pobres y necesitados, con los descartaos, sea tu norte y tu guía. En mi nombre. Por pura humanidad.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *