Domingo de ramos

25 de marzo
Domingo de Ramos

Fil 2, 6-11 No hizo alarde de su categoría de Dios

Al contrario, se despojó de su rango y tomó la condición de esclavo, haciéndose pasar por uno de tantos. Y así se rebajó incluso hasta la muerte, y una muerte de cruz. Hoy entras triunfante en Jerusalén, a lomos de una borrica nos muestras el camino que nos invitas a seguir. El del despojamiento, el del último lugar, el de renunciar a la propia vida para cumplir la voluntad del Padre manifestar su gloria. Úneme a ti en tu pasión, Señor.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Un comentario en “Domingo de ramos”

  1. Padre
    Me abandono a ti, igual que tú te abandonas en mí
    lo acepto todo:
    escarnio
    humillación
    violencia
    con tal que tu voluntad sea más fuerte que la mía
    Porque te amo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *