Cuerpo

9 de julio
Sábado XIV

Mt 10, 24-33 No tengáis miedo a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma

Sin miedo. Confiando en tu providencia. Dando gracias y bendiciendo tu nombre. Aquí estoy para ti, Señor. Dispón de mí. Me llamas y acepto acercarme a ti. Deseo verte, contemplarte, adorarte. Deseo ir y proclamar que eres un Dios cercano, que estás en este lugar, que te desvelas a los sencillos. Gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

4 opiniones en “Cuerpo”

  1. Hoy me siento más animada, a esa relación filial contigo Señor.
    Como hija, me pongo bajo tu protección, con ella nada ni nadie me dañará.
    Yo, confió en tu amor misericordioso, que me das fuerzas y me ayudas a escalar.

  2. “La tierra entera está gimiendo con dolores de parto”

    Tras el dolor vendrá la alegría, tras el grano germinado brotará el amor. Ver y entender, oir y aprender. Nacer, crecer y vivir en tu Espíritu por toda la eternidad.
    La tierra entera llora, nosotros gemimos y nos desesperamos en el dolor de ver tu obra maltratada, pero entre lo tú siembras, siempre habrá una espiga que mecida por el viento nos recuerde tu presencia.

Comentarios cerrados.