Crecer III

6 de junio
Miércoles IX

Timoteo 1, 1-3.6-12 Cuando rezo de noche y de día

Así Pablo se entronca en ti, así reaviva el don que le has dado, así crece su ser apóstol, así se derrumba entregado a ti sin reservas, sin temores, sin guardar nada para sí mismo. Rezando de día y de noche. Estar contigo en todo momento. Pronunciar tu nombre con el corazón, cada vez que respiro: Señor Jesucristo, Hijo de Dios, ten misericordia de mi.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2
Leave a Reply

avatar
2 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
Josefa.Gbeatriz Recent comment authors
  Subscribe  
Notify of
beatriz
Guest
beatriz

A ti levanto mis ojos, a ti que eres transparente, claro como la luz y denso como la miel

Josefa.G
Guest
Josefa.G

¡¡Me encanta ésta carta de Pablo!!
Me deja muy claro el poder y necesidad de orar siempre.
Para mi es importante, me reconforta y me ayuda a ver las cosas del día a día bajo otro prisma.
También es una necesidad vital, he comprobado que cuando me falta la Oración, estoy vacía.