Carne campestre

11 de diciembre
Martes II de adviento

Is 40, 1-11 Toda carne es hierba y su belleza flor campestre

Carne que me aparta de tu encarnación. Carne deseada, carne abierta y vertida, carne caída, carne ajada, carne pasajera, carne soñada. Has soplado tu aliento sobre esta carne marchita y lacerada y lo torcido se ha enderezado, pues tu Palabra permanece para siempre en mí. Me has alzado entre cantos de júbilo y alabanza. Tu victoria en mi, Señor.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Un comentario en “Carne campestre”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *