Amad

16 de junio
Martes XI

Mt 5, 43-48 Amad a vuestros enemigos

Y todo, en nuestra vida, se convierte en una cuestión de tu amor. Tu amor amante. Tu amor amado. Tu amor que me impulsa al amor. ¿De los enemigos?

Vizcondesa

15 de junio
Santa María Micaela del santísimo sacramento


Mt 5, 38-42 Al que te pida, dale

Así hizo Santa María Micaela del Santísimo Sacramento, que te adoró en tu cuerpo expuesto y en el cuerpo de las prostitutas que necesitaban redención. Nacida aristócrata cambió su vida de lujo por el tesoro que tú le ofrecías. Entrega total. Vanidad de su familia: su sobrina, en el colegio que fundó, donde yo vivo, puso una vidriera dedicada a la Beata Vizcondesa de Jorbalán, María Micaela. Y siempre que la veo me pregunto, ante ti, Señor, qué es más si ser feliz contigo o vizonde, demediado.

Cuerpo de Cristo

14 de junio
El Cuerpo y la Sangre de Cristo

Dt 8,2-3.14-16 El te alimentó

Comprendo, mi buen Jesús, que no todo se me debe ir en emociones, pero al leer esta frase, y tomar conciencia que me alimentas con flor de harina y miel silvestre, cada día de mi vida, me he emocionado, como ayer se emocionó un amigo al contarme que durante el confinamiento de la pandemia, mientras participaba en la eucaristía por televisión, ponía pan y vino y sabiendo que no era tu cuerpo y tu sangre, comulgaba contigo. Gracias.

Tu manto

13 de junio
Sábado X

IRe 19, 19-21 Que estaba arando

Elías se encuentra a Eliseo, que estaba arando. Así. Estar en lo que estoy. Y no con la cabeza llena de pájaros. Arando. Para que tú pases y me cubras con tu manto. Y me hagas definitivamente tuyo.

Sutil

12 de junio
Viernes X
IRe 19, 11-16 Un voz de silencio sutil

Tu voz. Desapercibida. Llena de ti. En el silencio tu voz potente, tu voz magnífica, la voz que descuaja los cedros del Líbano. Sutilmente. Sin que parezca un huracán. Sin vociferar, sin algarabía. En el silencio de la tierra, bello. Y así transformas mi ser, sin que sepa cómo.

Sanad

11 de junio
Jueves X

Mt 10, 7-13 Curad a los enfermos

Por todos los que gastan su vida por los enfermos te pido Señor. Dan lo mejor de sí, generosamente, con abundancia, para que otros tengan vida, y vida abundante. Lo hacen como tú, aunque muchos no lo sepan. En esta pandemia, en todo el mundo, hay mucha vida entregada en favor de los demás. Gracias.

El Señor

10 de junio
Miércoles X

I Re 18, 20-39 ….Exclamando: ”El Señor es Dios”

Desde siempre y por siempre tú eres Dios. Mil años en tu presencia son un ayer que pasó, una vela nocturna. En medio de todo lo que estamos viviendo, tú eres Dios. En mi vida tú eres Dios. Siervo tuyo soy. Te adoro.

Abundancia

9 de junio
Martes X

IRe 17, 7-16 La orza de harina no se vaciará, la alcuza de aceite no se agotará

Tu abundancia en la generosidad. Darse hasta agotarse. Tú, Cristo amado, eres todo el cosmos en un potaje que se cuece a fuego lento. La viuda lo cocina cada día, desde marzo, para dar de comer a las víctimas de la pobreza, en medio de la pandemia madrileña. Hoy unos garbanzos, ayer unas lentejas. Bendícela.

Torrente

8 de junio
Lunes X

I Re 17, 1-6 Y bebía del torrente

Del torrente de tus delicias, mi labio en tu herida, libando tu sangre de vida. El chorro vivo, tu manantial, refrescando mi ser en tu abundancia. Bienaventurado, siempre, en tu misericordia.

Trinidad

7 de junio
Santísima Trinidad

Jn 3, 16-18 Tanto amó Dios al mundo

Estoy en tu amor, Señor, mecido, enjabelgado. Desbordado por tu misericordia de padre amoroso, de Hijo amante, de espíritu de amor. Tuyo en el amor, tuyo para siempre. No permitas que me separe de ti, adéntrame en tu misterio, hazme uno en tu unidad.