Piedra angular

3 de julio
Santo Tomás, apóstol

Ef 2, 9-22 El mismo Cristo es la piedra angular.

No hay otra. Por ti, en ti, contigo, toda vida queda ensamblada. Y una vez que me has contraído me haces morada tuya. ¡Señor mío y Dios mi! Aumenta mi pobre fe.

Tempestad

2 de julio
Martes XIII

Mt 8, 23 ¡Señor, sálvanos que perecemos!

Este el grito sincero que se hace oración. Perecemos en tu Iglesia cuando somos autoreferenciales, cuando no servimos, cuando no damos la vida por ti y por el evangelio, cuando no somos testigos de la alegría del evangelio, cuando nos alejamos de ti. Perece nuestra vida religiosa cuando no te hacemos único centro de nuestra vida y nos contentamos con amores sucedáneos. Perecen Sodoma y Gomorra en el fuego de la marginación, el juicio y la condena. Perece nuestra sociedad de consumo. Solo tú puedes convertir nuestro corazón y salvarnos.

Bendice alma mía al Señor

1 de julio
Lunes XIII

Salmo 102 Bendice alma mía al Señor

Bendice alma mía al Señor y todo mi ser a su santo nombre. Bendice alma mía al Señor y no olvides sus beneficios. El perdona todas tus culpas y cura todas tus enfermedades. El rescata tu vida de la fosa y te colma de gracia y de ternura. Tu Palabra, Señor, se hace oración verdadera en mi boca: te bendigo, conozco tus beneficios en mi vida, curas mi enfermedades del espíritu, me fortaleces el cuerpo, me rescatas de mi propia fosa, no me dejas caer en el abismo, me colmas de gracia y de ternura. Todo mi ser bendice tu santo nombre.

carnal

30 de junio
Domingo XIII

Ga 5,1.13-18 Caminad según el Espíritu y no realicéis los deseos de la carne

Este es el deseo, deseo caminar según lo que tu espíritu, dejarme llevar por su fuerza y por su viento, moverme en la dirección que tú me soplas. Se tú mi fortaleza en la debilidad, pues la carne es débil y sus deseos poderosos, y la carne desea contra el espíritu. Hay en ellos un antagonismo tal que no hacéis lo que quisierais. Bien lo sé. Se tú, Señor, la fortaleza en mi debilidad.

Pedro y Pablo

29 de junio
San Pedro y San Pablo

Salmo 33 Contempladlo y quedaréis radiantes

Pedro y Pablo, con vidas bien diferentes, ambos dos, cayeron en tus redes de amor, te contemplaron presente en su vida, Dios cercano, Dios libertador, Dios salvador, y te respondieron para ser testigos tuyos hasta los confines del mundo. Quedan radiantes y de tu luz en ellos seguimos siendo iluminados. Apóstoles tuyos. Como el papa Francisco, sucesor de Pedro, por quien hoy rezo especialmente.

y rezad por mi, el la fecha de mi ordenación sacerdotal.

Derramado

28 de junio
Viernes XII

Rm 5, 5b-11 El amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el espíritu Santo que se nos ha dado

Me gusta introducir el rezo del padrenuestro, en la eucaristía, con este versículo de la carta a los romanos. Me gusta explicitar tu amor, saberlo cierto en mi vida, saborearlo, saberme tu amado, ser tu amante. me derrite tu amor derramado en mi corazón con la dulzura de tu espíritu, con su ternura, con su fuerza, que me mueve a amarte cada día más en mi vida. Gracias, Señor.

Cimiento

27 de junio
Jueves XII

Mt 7, 21-29 el que escucha estas palabras mías y las pone en práctica

Así terminas el sermón del monte. Quien escucha estas palabras mías y las pone en práctica se parece a aquél hombre que edificó su casa sobre roca. La roca de tu palabra. La roca de la eucaristía. la roca de la Iglesia. La roca de la caridad. Pon mis cimientos en ti, señor, que nada ni nadie puedan separarme de tu amor.

The Sermon on the Mount Fra Angelico, c. 1440