Intercesión

5 de septiembre
Jueves XXII

Col 1, 9-14 No dejamos de orar por vosotros

Hoy, en el retiro que estoy haciendo, pongo todas vuestras intenciones en mi oración, e intercedo ante Nuestro Señor Jesucristo por vosotros. Que el sea la delicia de vuestro corazón, que os bendiga, que os envíe a proclamar con vuestra vida la buena noticia del evangelio. Orad vosotros por mí.

Retiro

4 de septiembre
Miércoles XXII

Lc 4, 38-44 Se fue a un lugar desierto

Tú me sigues llevando a un lugar desierto, en silencio y soledad. Una vez más, Señor, sedúceme y ayúdame a ser seducido por ti sin reservas, incondicionalmente, reconociendo que eres el único Señor de mi vida.

Hijo de tu luz

3 de septiembre
Martes XXII

I Tes 5,1-6.9-11 Sois hijos de la luz e hijos del día

Y aunque bien me conoces, Señor, y sabes que transito las tinieblas y las sombras de muerte, cuando me aparto de ti, y juego con otros señores de mi vida, embargo se que tú me sigues regalando cada día la luz, para que camine iluminado por ti, que nos visitas como el sol que nace de lo alto, para iluminar a los que vivimos en tinieblas y en sombras de muerte, para guiar nuestros pasos por el camino de la paz.

Año de Gracia

2 de septiembre
Lunes XXII

Lc 4, 16-30 Hoy se ha cumplido esta Escritura que acabáis de oír.

Tú mismo, Señor, la sigues proclamando hoy, y llega a nuestros oídos en la eucaristía, o cuando nos acercamos a meditar con tu evangelio. “El Espíritu del señor está sobre mí, porque él me ha ungido. Me ha enviado a evangelizar a los pobres, a proclamar a los cautivos la libertad, a poner en libertad a los oprimidos, a proclamar el año de gracia de Señor”. ¿Cómo encarno esta misión en mi vida? Ayúdame tú, Señor.

Open Arms

1 de septiembre
XXII Domingo

Lc 14,1.7-14 Cuando des un banquete invita a pobres, lisiados, cojos y ciegos; y serás bienaventurado, porque no pueden pagarte.

Durante el mes de agosto has visto, Señor, como Europa se sigue deshaciendo moralmente con la crisis de los refugiados del Open Arms. Como si no fueran seres humanos los seres humanos que no dejamos entrar a comer ni las sobras del banquete. Más allá de toda consideración política, social, económica, estratégica, ayúdanos tú, Señor, a mirar al otro con la misma misericordia y compasión con que tú nos miras.

Tesoro escondido

31 de julio
San Ignacio de Loyola

Mt 13, 44-46 El Reino de los cielos se parece a un tesoro escondido en el campo

Tomad Señor y recibir Tomad, Señor y recibid toda mi libertad, mi memoria, mi entendimiento y toda mi voluntad. Todo mi haber y mi poseer, vos me lo disteis, a vos Señor lo torno. Todo es vuestro, disponed a toda vuestra voluntad. Dadme vuestro amor y gracia que ésta me basta

el amigo

30 de julio
Martes XVII

Ex 33,7-11;34,5b-9.28 El Señor hablaba con Moisés cara a cara, como un hombre habla con un amigo.

Cada día, en toda circunstancia, tu gloria me envuelve, y me introduces en la tienda de tu encuentro. La mayoría de las veces ni me enero, n mis ojos son capaces de ver, pero tú estás, caminando mi camino, animando mi ánimo, sosteniendo mi ser.