Amarte

20 de septiembre
Jueves XXIV
Lc 7, 36-50 Y una mujer de la ciudad, una pecadora, al enterarse…

De que Jesús estaba comiendo en casa de un fariseo, vino con un frasco de perfume, y colocándose detrás junto a sus pies, llorando, se puso a regarle los pies con sus lágrimas, se los enjugaba con sus cabellos, los cubría de besos y se los ungía con perfume.

Como la mujer, llorar mis pecados en un acto de amor, llenarte de besos, derramarme a tus pies.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2
Leave a Reply

avatar
2 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
beatrizJosefa.G Recent comment authors
  Subscribe  
Notify of
Josefa.G
Guest
Josefa.G

¡¡Gracias Señor por el perdón!!
Sé que siempre que tengo la humildad de pedir perdón, lo recibo.
Es admirable es acto de la mujer de la biblia,.¡¡Llora sus pecador!!
En muchas ocasiones, yo también debo llorar los mío.

beatriz
Guest
beatriz

Sin conocer el fuego es difícil sentir la frescura del agua