Abrirte

20 de octubre
Martes XXIX

Lc 12, 35-38 para abrirle apenas venga y llame

Ven, Señor, Jesús. Llama a mi puerta en cualquier momento…pero solo si me has mantenido tú, pues yo nada puedo, vigilante, atento a tu venida, en vela. Todo mi ser hecho espera paciente, confiada, eterna….espera que tú, en algún momento de mi vida, tonarás en dicha gozosa. En tus manos.

10.20

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Abrirte”

  1. Que mis manos estén llenas y mi corazón contento.

    Señor Jesús, ayúdame a vivir siempre preparada y vigilante a recibirte en tú venida.

Comentarios cerrados.