Sin palabras

21 de junio
Jueves XI

Mt 6, 7-15 Cuando recéis no uséis muchas palabras

No usar muchas palabras, abandonar mi palabrería. Abrirme, en todo caso, a tu Palabra, para decir lo que tú mismo me dices. Decirte a ti, Señor Jesús, llamarte por tu nombre, que salva. Pedir misericordia, porque soy un pecador. Llevar ante ti el dolor y la miseria de la humanidad. Quedar en silencio. Contemplar. Dejarte actuar, dejar que vayas convirtiendo mi corazón a Ti.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Sin palabras”

  1. No quiero usar muchas palabras para dirigirme al Padre.
    Solamente llevar a mi boca la palabra “PADRE” ya es rezar, porque Él sabe lo que me hace falta antes de pedirlo.
    Luego silencio, abandono, ponerle delante mi pobreza, mis miserias y contemplar su misericordia.
    El final del Evangelio de hoy me hace rezar: Señor perdóname y ayúdame a perdonar.

  2. Hoy la invitación la propuesta, me deja callada…cierro mis ojos,y me dejo enseñar por ti, te imagino y como Pedro dire: Señor, tu lo sabes todo, tu sabes que te quiero, tu conoces mi corazón…Padre nuestro que estás en el cielo…perdona mis ofensas…

Comentarios cerrados.