Madrid, 11 de marzo

11 de marzo

Miércoles II de cuaresma

 Salmo 30. Oigo el cuchicheo de la gente,y todo me da miedo; se conjuran contra mí y traman quitarme la vida. Pero yo confío en ti, Señor, te digo: “Tú eres mi Dios.” En tu mano están mis azares

Mi suerte está en tus manos, Señor. Confío en ti. Tu eres mi Dios. Hazme generoso y olvidado de mi, solidario con los que más lo necesiten, en medio de esta crisis sanitaria sin precedentes en Madrid. Mi suerte está en tus manos, Señor. Confío en ti.