Beato Chaminade

22 de enero
Beato Chaminade

Salmo 110 Doy gracias a Dios de todo corazón en compañía

Te doy gracias de todo corazón, señor, por las comunidades laicas marianistas, por las Hijas de maría Inmaculada, por la Compañía de María, familia marianista fundada por Guillermo José Chaminade, que vive y vibra con tu evangelio con el espíritu de María, que es tu Espíritu Santo encarnado en sencillez, humildad, pequeñez, disponibilidad. Gracias por la vocación marianista, don tuyo a la Iglesia.

Novedad

21 de enero
Lunes II

Mc 2, 18-22 A vino nuevo odres nuevos

Renuévame, señor, con la novedad de tu palabra, de tu cuerpo, de tu sangre, del agua que mana de tu costado. Dame la novedad de tu ser amor amado. Dame la claridad del cielo raso, de la estepa castellana en un día de invierno, del árbol desnudo que espera su flor.

Engalanado

20 de enero
II domingo

Is62, 1-5 Por amor de Sión no callaré


Por amor. Por tu amor. Como una antorcha encendida, consumida en el fuego, como aurora de justicia, como un brote renovado, como ser renacido, como corona real, como pluma ligera en tu palma, como elegido, predilecto, desposado, amado, destejado por ti. Como se regocija el amante con el amado, así se regocija el Señor contigo.

Tu Palabra

18 de enero
Viernes I semana

Mc 2, 1-11 Les proponía la palabra

Cada día. Tu palabra es fuente de bendición. Incesante. Apenas me acerco a la orla de tu manto y noto su fuerza salvadora. Acaríciame con ella el corazón, penetra en mis entrañas, como espada de doble filo, rompe y rasga, lo que necesites para encarnar tu palabra en mi vida y hacerme testigo vivo tuyo.

Limpio

17 de enero
Jueves I semana

Mc 1, 40-45 Quiero, queda limpio

Hace una semana tu palabra me mostró una curación semejante. Siempre estás recordándome los beneficios de tu amor. Sigo escuchando quiero, queda limpio. Sigues purificándome. Tu gracia vale más que mi vida, te alabarán mis labios.

Oración

16 de enero
Miércoles I semana

Mc 1, 29-39 Se levantó de madrugada, cuando todavía estaba muy oscuro, se marchó a un lugar solitario, y allí se puso a orar

Así cada día, por el don de tu misericordia. Dame lo que más necesite para más amarte y servirte.

Asombrado

15 de enero
Martes I semana

Mc 1, 21-28 Estaban asombrados de su enseñanza

Me asombras. Cada día, al despertar la aurora. Cada tarde, al caer el sol. Cada noche, en la que me atas a tu muñeca con el hilo de luz de la luna. Hasta de noche me instruyes internamente. Me asombras en lo que es y no es; en lo que entiendo y no entiendo; en el misterio de tu ser en mi para hacerme cada día más tuyo.

The Sermon on the Mount Fra Angelico, c. 1440

Gloria

14 de enero
Lunes I semana

Hb 1,1-6 El es reflejo de su gloria, impronta de su ser

La gloria de Dios te envuelve, y yo de adoro, y quedo anonadado en el misterio de tu cercanía, de la cercanía de tu reino. Me llamas a la conversión, a vivir la alegría del evangelio, a seguirte y dejar mi vida por ti, ponerla en tus manos, sin limitación, sin medida, con una confianza infinita. Así vas transformando mi vida, sin que sepa cómo, y me haces rastro de la impronta de tu ser.

Bautismo

13 de enero
El bautismo del Señor

Lc 3, 15-16.21-22 Tú eres mi Hijo, el amado, en ti me complazco

Unido a ti, cada día, por el don de tu amor, recreado, vivo, llamado y bendecido, no me canso de escuchar contigo la voz del Padre, Tú eres mi Hijo, el amado, en ti me complazco. Así es, cada día de mi vida, a nada que las escamas de mi corazón caigan cuando despierto y sepa comprender la maravilla de tu obrar en mi.