A miel

11 de octubre
Miércoles XXVII

Lc 11, 1-4 Santificado sea tu nombre

Jesús, tu nombre, Jesús, estremecido en ti, ardiente, invocado, suspirado, gemido, torre fecunda, alcázar de salvación, Jesús, dicha, torrente de vida, Señor Jesús, hijo de Dios, ten misericordia de mí, que soy un pecador.

Embobada

10 de octubre
martes XXVII

Lc 10, 38-42 Sentada junto a los pies del Señor, escuchaba su palabra

Embobada. Olvidada. Perdida en tus labios. Desvencijada en tu ser inabarcable, tan viva en tu vida, tan quieta en tu paz, tan muerta en tu muerte, coronada de espinas, rosal abierto, zarza en flor, nube seca, sol sonoro, embebida en ti, agua vida, luna llena, manjar deleitoso, fruto jugoso, en medio de las tareas domésticas perdida, en este tiempo que es todo tuyo, como yo soy para ti, resurrección y vida.

Amarás

9 de octubre
Lunes XXVII

Lc 10, 25-37 Amarás

Amarás, me amarás, sin reservas, sin medida, sin fin, en una catarata perdida, un caudal silencioso, lleno de espumas, mi sangre en las arterias de tu corazón, tu espíritu alentado en mis vientos sonoros, que mecen las margaritas del jardín al mediodía, tu fuerza bendita en mis manos que alcanzan los montes, que echan humo, que derriten todo lo que no seas tú en mi vida, tu mente vacía para ser llenada por un universo vacío y lleno de mi, inalcanzable, cercano, perdido y encontrado. Amarás todo tú, amarás y adorarás mi ser tuyo.

cantata

8 de octubre
Domingo XXVII

Is 5, 1-7 Voy a cantar a mi amigo el canto de mi amado

Así, en ser amado, en responderte amando, cantándote los cantos silenciosos de mi corazón, el zumbido de mis abejas, el destilar de mis panales, enjambres aromáticos, la dulzura infinita de tus arrullos cósmicos, en las alboradas sin fin, así, entre ternura sin música, y caricias perdidas, se me van las horas y los días, y se hacen líquidas mis estrellas, en la destilería de tu amor.

Rosario

7 de octubre
Nuestra Señora del Rosario

Lc 1, 26-38 Alégrate, María

Me llenaste de alegría, desbordé de gozo, el gozo de la novia vestida de perlas y jazmines, el gozo de la elegida, de la desposada, de la favorita, de la pequeña coronada con tu mirada, gozo infinito de saberme tierra fértil, grano de trigo, parra fecunda, porque tú estás conmigo y me llenas de tus tesoros, de fe, esperanza y de amor. Me alegro de ti, Dios, mío, pues me haces aún más tuya.

Cartujo

6 de octubre
San Bruno

Lc 10, 13-16 A mi me escucha

En el silencio lleno de la palabra que sale de tu boca, en la soledad habitada, en el desierto nevado, en la austeridad plena, en la renuncia libre, en el recocer qué tú eres el Señor, dueño de todo, que tú solo mereces la gloria y la alabanza, que tú eres el tesoro escondido, la perla preciosa, el amor de mi amor.

Gracias

5 de octubre
Témporas de petición y acción de gracias

Dt 8, 7-18 Bendecirás al Señor tu Dios por la tierra buena que te ha dado

Bendito seas, Señor, por todo lo que este año he recibido de ti: gracia tras gracia, presencia ardiente, delicadeza sin fin. A su sabor reposo, en Ti.

Francesco

4 de octubre
San Francisco de Asís

Mt 11, 25 Te doy gracias, padre, porque has revelado estas cosas a los pequeños

Gracias, Señor, por il poverello de Asís, por la senda de la pobreza y de la pequeñez. Hago oración las palabras del papa: San Francisco manifestó una atención particular hacia la creación de Dios y hacia los más pobres y abandonados. Amaba y era amado por su alegría, su entrega generosa, su corazón universal. Era un místico y un peregrino que vivía con simplicidad y en una maravillosa armonía con Dios, con los otros, con la naturaleza y consigo mismo. En él se advierte hasta qué punto son inseparables la preocupación por la naturaleza, la justicia con los pobres, el compromiso con la sociedad y la paz interior”. Danos este don.

With us

3 de octubre
Martes XXVI

Zac 8, 20-23 Hemos oído que Dios está con vosotros

Si tú estás con nosotros, ¿quién estará con nosotros? ¿Quién podrá separarnos de tu amor? ¿Cómo dar un testimonio adecuado a los hombres y mujeres de hoy que está vivo, que nos amas, que nos llamas a la plenitud de la vida en ti? Ayúdanos, Señor, a anunciarte, a propiciar que nuestros contemporáneos experimente la alegría del evangelio, que hagan experiencia viva de ti.

Bicentenario

2 de octubre
Santos Ángeles Custodios

Mt 18, 1-5.10 El que se haga pequeño como este niño, ese es el más grande del reino de los cielos.

Pongo en tus manos, Señor, la Compañía de María. Hoy hace 200 años que el beato Guillermo José Chaminade fundó, en Burdeos, esta pequeña compañía, especialmente dedicada a conocer, amar y servir a tu madre. Sus miembros, religiosos laicos y religiosos sacerdotes, nos proponemos asistir a María en su misión de formar en la fe una multitud de hermanos para ti. Te doy gracias, Señor, por el carisma que nos has regalado.