Limpio

30 de junio
Viernes XIII

Mt, 8-14 Si quieres puedes limpiarme

Quiero, Señor, quedar limpio por el baño de tu misericordia. Quiero quedar limpio en el fuego de tu amor. Quiero que tú me sanes de mi mismo. Tú siempre me dices. “Quiero, queda limpio”