Pedro pastor

22 de febrero
Cátedra de san Pedro

I Pe 5, 1-4 Sed pastores del rebaño de Dios

Gracias, Señor, por el ministerio petrino, ayer, hoy, mañana, siempre. Acabo de leer una biografía de Francisco, obispo de Roma, “el gran reformador”, y una vez más me ha hehco darte gracias pues regalas a la Iglesia el pastor que necesita para que recordemos que “los gozos y las esperanzas, las tristezas y las angustias de los hombres de nuestro tiempo, sobre todo de los pobres y de cuantos sufren, son a la vez gozos y esperanzas, tristezas y angustias de los discípulos de Cristo. Nada hay verdaderamente humano que no encuentre eco en su corazón. (Gaudium et Spes 1). Gracias por tanto don, Señor.

02.22