Viva y eficaz

17 de enero
Sábado I semana

Hb 4, 12-16 La Palabra de Dios es viva y eficaz

Dices “sígueme”, y te sigo. A la orilla del lago, en el mostrador de los impuestos, subido a la higuera, yendo de camino hacia la cruz, acostado y levantado, de la salida del sol hasta su ocaso. Te sigo, Señor. Creo que te sigo con rectitud de corazón, a pesar de mis muchas limitaciones e incoherencias. Dame tú el seguirte como tú quieres.

01.17