Mi lote

 

14 de junio

Salmo 15 El Señor es el lote de mi heredad y mi copa

Como un verso desprevenido, que emociona el alma y deja tiriritando los párpados que leen tanta belleza, la que desciende al corazón y hace crecer entregas silenciosas, así llegas Tú, amor discreto, esta mañana hasta mí. Tú lote de mi heredad, tú mi copa, bien cristalino que rebosa tu amor, y enternece mis desiertos. “Todo es de tan sencillo incomprensible, como visto por ojos de los ángeles”.

06.14