Natividad I

24 de diciembre
Vigilia de la Natividad de Nuestro Señor

Hoy que llega la Palabra acógela en tu vida

 Isaías
Los pueblos verán tu justicia, y los reyes tu gloria
 Salmo  88
Dichoso el pueblo que sabe aclamarte: caminará, oh Señor, a la luz de tu rostro
 Hechos de los apóstoles
Según lo prometido, Dios sacó de su descendencia un salvador para Israel: Jesús
Evangelio de Mateo
Todo esto sucedió para que se cumpliese lo que habla dicho el Señor por el Profeta:
«Mirad: la Virgen concebirá y dará a luz un hijo y le pondrá por nombre Emmanuel, que significa “Dios-con-nosotros”

Entrada VII

24 de diciembre

Lc 1, 67-79 Nos visitará el sol que nace de lo alto

Aquí me tienes, señor, como el pastor, aguardando en la noche. Sobre mí tu estrella, iluminando mi oscuridades, mis muertes, mi pecado. En el horizonte de mi vida tu alborada, anunciada por el centinela de la aurora. Solo y en silencio, donde en secreto tú solo moras. Y en tu aspirar sabroso, cuán delicadamente me enamoras con tu palabra, que me mantiene en vela., para ti. Mi corazón te aguarda, y se ilumina.