En mí

23 de julio
Lunes XVI

Cal 2, 19-20 Es Cristo quien vive en mi

Vida, dulzura, esperanza nuestra. Aire en mis entrañas, palabra en mi boca, ser en mi ser. Unido a ti por tu misericordia. Llamado por la fe a vivir tu vida oculta, la predicación de tu Reino, la cercanía del evangelio, tu pasión, tu muerte y tu resurrección. Vivo en la fe y en el amor del Hijo de Dios que me amó y se entregó por mí.

Pastor bonus

22 de julio
Domingo XVI

Salmo 22 Mi pastor

Pastor que por amores mueres, pastor por cuyo amor suspiro, pastor de amores, pastor de mis entrañas, pastor de gracia amanecida, pastor de rocíos y auroras silenciosas, pastor de pájaros del alba y algarabías celestiales, pastor de verdes praderas, de fuentes tranquilas, de desiertos seductores, de silencios y soledades, de caricias tiernas, pastor del amor hermoso.

Mi siervo

21 de julio
Sábado XV

Mt 12, 14-21 así se cumplió lo dicho por Isaías

Mirad a mi siervo, mi elegido, mi amado, en quien me complazco. Sobre él pondré mi espíritu para que anuncie el derecho a las naciones. No porfiará, no gritará, nadie escuchará su voz por las calles. La caña cascada no la quebrará. El pabilo vacilante no lo apagará, hasta llevar el derecho a la victoria; en su nombre esperarán las naciones.

Hágase en mi según tu palabra.

Oración Capítulo general marianistas

20 de julio
Viernes XV

Isaías 38, 1-6.21-22. He escuchado tu plegaria

El capítulo general de los religiosos marianistas se está celebrando en Roma, del 9 al 30 de este mes. Hoy me he apuntado para rezar por el capítulo, por los capitulares, por las elecciones que tienen lugar en Roma. Te pido que te unas a esta plegaria, que sin duda Dios escucha.

Guía las deliberaciones y decisiones de nuestro Capítulo general. Inspira a los capitulares estar alerta como lo estuvo María en Caná. Abre sus oídos a escuchar con fe, y sus corazones a responder con obediencia a las necesidades de la Iglesia y de nuestro mundo, para que todos nosotros, juntos como hermanos, podamos responder fiel y fructíferamente a la invitación de María: “Haced lo que él os diga”. Amen.

De noche

19 de julio
Jueves XV

Is 26,7-9.12.16-19 Mi alma te ansía de noche, mi espíritu en mi interior madruga por ti

En la oscuridad de la noche busco tu luz, que ilumina mis tinieblas. Tú me das la paz, en la medida que dejo que todas mis empresas las realices tú. En ti pongo mis cansancio y agobios, y viene hasta mi el rocío de tu consuelo, y la claridad de tu presencia, que me arrulla con cantos de liberación. Hazme manso y humilde de corazón, perdido y desapercibido, para encontrar en ti mi descanso.

Alabanza

17 de julio
martes XV

salmo 47 Grande es el Señor y muy digno de alabanza

Alaba alma mía al señor y todo mi ser a su santo nombre. Alaba alma mía al Señor, y no olvides sus beneficios. Proclame mi alma la grandeza del Señor, porque ha mirado la pequeñez de su siervo. En mi debilidad me haces fuerte. Quedo rendido ante la soberanía de tu gracia.

Virgen del mar

16 de julio
Nuestra Señora del Carmen

Is 1, 10-17 Socorred al oprimido

Son numerosos los oprimidos que tratan de llegar a la Europa de la abundancia, al estado del egoísmo y del mal llamado bienestar. Muchos de ellos mueren el mar mediterráneo, tras unos viajes inhumanos, tras ser sometidos a toda clase de vejaciones y despojos. Mueren y nadie sabe de su muerte. María, la Virgen del Carmen, patrona de los marineros, la madre del mar, nos acerque hasta esos hijos suyos, descartados de nuestra sociedad, y haga que se conmuevan nuestras entrañas desde su misericordia. Esperanza nuestra.ç

Por amor

15 de julio
Domingo XV

Ef 1, 3-14 Él nos eligió en la persona de Cristo, antes de la creación del mundo

para que seamos santos e irreprochables en él por el amor. Antes de la creación del mundo, desde siempre y por siempre, tú eres Dios. Me has llamado desde el seno materno, me has constituido hijo en el Hijo, amado en el Amado. Amada en el amado transformada. A tu sabor reposo. Plenitud de los tiempos, ayer, hoy, mañana. Por Cristo, con Él y en Él, para tu Gloria.

Labios impuros

14 de julio
Sábado XIV

is 6, 1-8 Yo, hombre de labios impuros

Yo, hombre de labios impuros, pronuncio cada día tu nombre, y me dirijo a ti en oración. Yo hombre de deseos impuros, vuelo hacia ti en los lomos de la aurora. Yo hombre de manos impuras escribo los versos que te declaran mi amor. Yo hombre de corazón impuro, busco anidar en tu corazón. Aquí estoy, mándame.