Tu carne

25 de octubre
XXX domingo

Ex 22, 20-26 no maltratarás ni oprimirás al emigrante

Uno de tantos mandamientos de tu Ley, Señor, que se resume en el amor: amarás al prójimo como a ti mismo. Pues emigrantes fuisteis vosotros en la Tierra de Egipto. Pero sobre todas las cosas, porque no podemos cerrarnos a nuestra propia carne. Y hoy en día, en nuestras sociedades opulentas, maltratamos y oprimimos al emigrante. Nos deshumanizamos. Perdónanos, Señor.

Humildad

23 de octubre
Viernes XXIX

Ef 4, 1-6 os ruego que andéis como pide la vocación a la que habéis sido convocados

¿Y a qué nos llama la vocación a la que somos llamados? A sed siempre humildes y amables, comprensivos, a sobrellevarnos mutuamente con el amor. Y derramas, Señor, todas estas palabras en mi ser, y me mueves a ser más tuyo y menos mío.

en tu corazón

22 de octubre
Jueves XXIX

Ef 3, 14-21 Que Cristo habite por la fe en vuestros corazones

Y sigo pidiendo para todos los que en el día de hoy leamos y rumiemos esta palabra: que el amor sea nuestra raíz y nuestro cimiento; que logremos abarcar lo ancho, lo largo, lo alto y lo profundo, comprendiendo que el amor de cristo trasciende todo conocimiento. Que nos des den ti tu plenitud.

Luz y misterio

21 de octubre
Miércoles XXIX

Ef 3, 2-12 Iluminar la realización del misterio

A esto somos llamados, a proyectar tu luz sobre tu propio misterio, escondido desde el principio de los siglos en Dios, creador de todo. Y como estas palabras son también enigmáticas y misteriosas, aunque me atraen tanto hacia ti, me quedo en silencio y te pido, Señor, amado mío, que tú ilumines mi corazón en tu silencio.

paz

20 de octubre
Martes XXIX

Ef 2, 12-22 Vino a anunciar la paz

Tu paz, Señor, a los de cerca y al os de lejos. Tu paz que une los corazones divididos. Tu paz que me mueve a ser constructor de la paz. Tu paz, la paz que nos dejas, la paz que nos das. La paz que construye nuestra convivencia, que en ti es nuestra piedra angular.

Pura gracia

19 de octubre
Lunes XXIX

Ef 2, 1-10 Estáis salvados por pura gracia

Cualquier frase de tu palabra, en la primera lectura, es un dardo que penetra en mi corazón y lo vuelve hacia ti…una flecha de amor certero, que me atraviesa y me vuelve hacia ti…sigo las tendencias de la carne, obedezco a los impulsos del instinto y la imaginación, estoy destinado a la ira…y tú, rico en misericordia, por el gran amor con que me amas, me haces revivir en cristo Jesús.

Intercesión

18 de octubre
Domingo XXIX

I Tes 1, 1-5 Os tenemos presentes en nuestras oraciones

Ante ti, señor, nuestra comunidad marianista, tiene cada día presente en la oración a todos los enfermos, a los que nos piden oración de intercesión, a los trabajadores del colegio que cumplen años, a….tantas personas. Poner delante de ti, de tu bondad infinita, de tu misericordia, de tu mirada acogedora, de tu abrazo de padre, de tu paz….

Ojos del corazón

17 de octubre
Sábado XXVIII

Ef 1, 15-23 ilumine los ojos de vuestro corazón

Es lo que te pido Señor, incesantemente, sin descanso, pues se que una vez mi corazón se ilumine con la claridad de tu presencia en todo te veré y no veré nada sino a ti, dando el ser a todas las cosas. Así comprenderé en verdad cuál es la esperanza a la que me llamas, cuál la riqueza de gloria que nos tienes prometida.

Prenda

16 de octubre
Viernes XXVIII

Ef 1, 11-14 El es la prenda de nuestra herencia

De pronto he recordado a mi abuela, mujer de tanta fe, llamándome prenda mía, diciéndome que me quería más que a las niñas de sus ojos…y entiendo mejor, Señor, que te has hecho ternura, cariño, bondad infinita, hecho todo tú salvación. Eres la prenda de tu propio amor, tan desbordado en mi.