Viva y eficaz

14 de octubre
XXVIII Domingo

He 4, 12-13 La Palabra de Dio es viva y eficaz

Tu palabra es eterna y eficaz, más dulce que un panal, más preciosa que el oro fino, la paladeo, la rumio, me alimenta, me nutre aunque yo no sepa como. Tu Palabra se pronuncia sobre mí, me acaricia, me enternece, me abraza, me estrecha, me duele, me sana, me salva. Tú Palabra; Señor, que cada día llega como el sol, me ilumina, me vivifica, me hace más tuyo.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

3 opiniones en “Viva y eficaz”

  1. Tu palabra es viva y eficaz. Tu palabra la escucho, la rumio, la saboreo… Ella me acompaña, me lleva, me habla, me dirige… Tu palabra es mi alimento, el aire que respiro, el abrazo que me llena…
    Meditando hoy sobre tu palabra, Señor, sé que es necesaria en mi vida, en mi caminar diario.
    Me quedo con el libro de la sabiduría: “el oro a su lado es un poco de arena y junto a ella, la plata vale lo que el barro; me propuse tenerla por luz porque su resplandor no tiene ocaso”.

  2. Me miras con cariño aún sabiendo que voy a errar
    me sostienes y acompañas conociendo que te olvidaré
    y me enseñas que en una sóla gota de rocío resplandece completo tu mensaje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *