Visitación

31 de mayo
La Visitación de la Virgen María

L1, 39-56 Proclama mi ama la grandeza del Señor

Proclama mi alma la grandeza del Señor para que tú también la proclames, para que abras tus ojos y veas el don de Dios en tu vida, su paso sigiloso por tu historia, su misericordia que te bendice, su gracia que te hace fecundo, su fijarse en tu pequeñez, su derribar del trono a los poderosos y ensalzar a los pobres y humildes. Hoy, Señor, irrumpir con el canto de alabanza de tu madre, a la que hemos estado venerando todo este mes de mayo, para proclamar tu grandeza y tu gloria.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Visitación”

  1. A pesar de los pesares de la vida…me uno al cántico de María, pues es actual y enérgico, cargado de amor apasionado por la razón de la encarnación de su hijo, cada hombre y mujer, en especial los más pobres y excuidos de la tierra. Hoy en mi país corre sangre campesina…se acallan sus voces, se olvidan sus derechos…y me duele. Madre del Magnificat, intercede por ellos.

  2. ¡¡Gracias Madre, por enseñarme a estar siempre atenta a las necesidades de los demás!!
    Por ayudarme a proclamar las grandezas del Señor, ver las maravillas realizada en todos y cada uno de los que lo queremos recibir a tú Hijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *