La Visitación

31 de mayo
La Visitación de Nuestra Señora

Lc 1. 36-59 Proclama mi alma la grandeza del Señor

Terminar este mes de mayo con el Magníficat, el canto de alabanza de María, toda tuya, toda llena de Ti. Hacer mías esas palabras, unirme a su acción de gracias. Porque verdaderamente, Señor, haces obras buenas y bellas con tus manos, especialmente en la bienaventurada Virgen María. De ella, a lo largo de este mes, hemos tenido la oportunidad de recibir más entrañablemente a Jesús.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Un comentario en “La Visitación”

  1. Hoy Madre, nos dejas una hermosa lección. Servicio, disposición, siempre atenta a las necesidades . Cuando medito la visitación, gozo viendo a la Madre del Señor en plena actividad humana, disfrutando del gozo familiar, manifestando desde ya lo que llevas en el vientre; La Vida, el Amor.

    ¡¡Gracias Madre, por ayudarnos a estar atentos a las necesidades de los demás!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *