Vino nuevo

21 de enero
Lunes II

Mc 2, 18-22 A vino nuevo, odres nuevos

Escancias en mi corazón, Señor, vino nuevo cada día. Tu vino nuevo que me renueva, que hace cantar mi corazón y alegra mis entrañas desde la maravilla que procede de ti. Vino nuevo…que no, sin que sepa bien por qué, sigo vertiendo en el odre viejo de mi comodidad, de mis costumbres, de lo conocido, de lo establecido, de lo que me da seguridad. Tú me quieres nuevo cada día y yo me ofrezco sin novedad, o no queiro recibirla de ti. Tu Palabra me da, una vez más, un toque de atención: a vino nuevo, odres nuevos.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *