Viernes Santo

22 de abril
Viernes santo

Jn 18, 1-19. 42 E inclinando la cabeza, entregó el espíritu

Escucho tu Pasión, me uno a ella por tu misericordia.  Tu Palabra, que manifiesta tu ser, tu donación, tu limitación, tu abandono en manos de Dios para cumplir su voluntad. Yo soy. Tú lo dices, soy rey. Mujer, ahí tienes a tu hijo; ahí tienes a tu madre. Tengo sed. Está cumplido.

Escucho en silencio, contemplo en silencio. Tu misericordia, Señor, por siempre cantaré.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Viernes Santo”

  1. Hoy más que nuca Señor, empiezo mi jornada junto a Ti, agradeciendo tu gran Amor por mi, por todos los hombre del mundo entero.
    Te doy gracias por tu entrega amorosa por nuestra redención.
    Te pido perdón por alejarme de Ti tantas veces.
    Te confiero mi gran amor y deseo de vivir en tu compañía.
    Te pido por la humanidad doliente, por los necesitados de todo.
    Te suplico la Paz y fraternidad para el mundo entero.

    ¡¡Gracias Señor por tu donación!!

  2. El silencio nos envuelve… el aparente silencio del Padre ante el grito desesperado de su Hijo. Silencio del que brota la vida y la esperanza. Silencio fecundo a un día de nuestra resurreción en la fe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *