Vida VII/L

26 de marzo
Viernes II cuaresma
Lc 15, 11-32 Allí derrochó su fortuna viviendo sin sustancia

Desde la acción de gracias por el don de la vida, Señor, la petición de perdón por vivir en tantas ocasiones como el hijo pródigo, sin sustancia: malgastando los bienes que recibo de ti. Desde esta conciencia de pecado, acudir a ti, renacer de tu abrazo conmovido. Recibir cada día la dignidad de ser Hijo tuyo, desde el amor que perdona;  renovar la consagración de gastar mis años, mi vida, mis fuerzas en tu servicio, unido a María.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Un comentario en “Vida VII/L”

  1. Señor, siempre me impresiona este pasaje de las escrituras.
    No eres un Dios que esperas para sentenciarme, al contrario, siento que me acoges, no sólo como Padre, también con la ternura de Madre.
    No miras la magnitud de mi pecado,sino que me arrepienta y vuelva a tus brazos.
    ¡¡Gracias Señor, por tu infinita misericordia y paciencia!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *