Vida V

24 de marzo
Jueves II cuaresma
Lc 16, 19-31 Hasta los perros se le acercaban para lamerle las llagas

Ante la imagen del pobre Lázaro trato de traer ante ti, Señor, la imagen de algún pobre concreto que haya visto en la última semana. Desarraigados de la vida. Me hago consciente de mi riqueza, como la de Epulón, de la riqueza que supone tener la vida enraizada en Ti. Hecha la comparación, ¿qué me queda por hacer?

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Vida V”

  1. Hoy, como en tiempo de Lázaro, veo mucha miseria, hambre y personas tiradas por las calles,sin rumbo ni esperanza. Haz Señor, que no sea insensible a sus padecimientos, que me haga más solidaria y acogedora ¡¡Se´que siempre puedo hacer más, ayúdame Señor!!

  2. Ante los pobres que nos encontramos en las calles, ¿qué podemos hacer?¿qué debemos hacer? ¿Es necesidad o es mendicidad? Reconozco que se me encoge el corazón porque no sé que hacer, y aunque des una pequeña limosna siempre te quedas inquieto sin dejar de mirar a los ojos del pobre que te pide una limosna. ¿Qué podemos hacer nosotros? ¿Sólo no olvidarnos que vivimos en un mundo de la riqueza? (aunque nuestro mundo personal sea el de una riqueza relativa)Pienso que como mínimo quitar de nuestro corazón el “dios riqueza” que nos ofrece el mundo. Que no nos mueva en nuestra vida el deseo de ganar o de triunfar, sino el deseo de compartir y de servir, dentro de nuestras limitaciones o posibilidades.Y dar aunque sea poco. Como nos recordaba Gabriela Mistral (?) “una gota de agua es sólo una gota de agua, pero muchas gotas de agua forman un rio o un mar”.Pequeñas gotas de agua formarán un mar cristiano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *