Vida eterna

7 de junio
Martes VII de pascua

Jn 17, 1-11 Esta es la vida eterna: que te conozcan a ti

La vida eterna, la vida sin fin, la vida verdadera, la vida plena, la vida.  No me doy cuenta bien del alcance de la vida eterna, de lo que significa, de lo que creer en la vida eterna compromete mi vida actual. Soy consciente que conocerte a Ti, Dios verdadero, Padre amado, Hijo amado, Espíritu que ama, me da la vida. Una vida trascendida. En ti.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

3 opiniones en “Vida eterna”

  1. Cuando medito en la vida Eterna, me lleno de confianza, pienso que vale la pena vivir a tope tu Palabra. Creo que tus promesas son verdaderas y las deseo. Sabiendo que nuestra vida terrenal es pasajera, espero el día de una vida completa.

  2. Al final del camino nos espera la paz y el descanso… estar con él y con la gente que quiero y que echo de menos, merece la pena la lucha diaria por llegar alli. Saber que desde allí alguien vela por nosotros y nos da el impulso que necesitamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *