Vida consagrada

2 de febrero
La presentación del Señor

Lc 2, 22-40 Mis ojos han visto a tu Salvador

Los consagrados a Ti en la vida religiosa, Señor, hemos visto tu rostro salvador que nos ha llamado. Dejándolo todo, te hemos seguido. Te reconocemos como luz que nos alumbras y con tu luz queremos alumbrar a las naciones. Hacemos oblación de nuestra vida y queremos, con sencillez y humildad, darte gloria. Religiosos y religiosas pobres, castos, obedientes, que pasamos desapercibidos en nuestra sociedad. Que en tu nombre hacemos Tu bien. En la dinámica tan evangélica, tan incomprendida, de lo oculto y paradójico. Hoy es nuestro día. Nos ofrecemos a Ti, en la Iglesia.

02.02

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Vida consagrada”

  1. ¡¡Felicidades amigo Luis por tu Sí al Señor!!

    Lo mismo que Simeón supo reconocer al Mesías esperado, hoy somos todos los cristianos el rostro del Mesías,pero de forma especial vosotros los consagrados en cuerpo y alma. Por vosotros mi oración al Padre y mi gratitud por vuestra entrega transparente.

    Un abrazo Josefa

  2. Gracias Señor por todos los consagrados a ti, por su vida hecha pura y sencilla alabanza a ti. Gracias por su servicio, por su oración – oxígeno para la Iglesia.
    Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *