Vida Consagrada III

4 de febrero
Jueves IV

Mc 6, 7-13 Ungían con aceite a muchos enfermos, y los curaban

Enviados por ti, Señor, a sanar en tu nombre. Muchos hombres y mujeres que, desde la sanidad, consuelan y confortan a los enfermos y los moribundos, en países pobres y países ricos, en el norte y en el sur.  En tu nombre. Para tu gloria. Labores que la Iglesia ha desarrollado siempre a través tantos religiosos y religiosas entregados a sanar, como hacías  Tú. A mostrar tu rostro lleno de ternura, cercano, que sufre crucificado en medio del dolor y ofrece la salvación.

02.04

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *