Ver y creer

3 de julio
Santo Tomás apóstol

Jn 20, 24-29 Si no veo…no creo

“Si no lo veo no lo creo” es una expresión que desde los tiempos de santo Tomás ha recorrido el lenguaje, la experiencia humana. Necesito ver para creer, necesito tocar para aceptar, necesito probar para saber, necesito tener certezas para avanzar. Otra es la dinámica del evangelio: “dichosos los que creen sin haber visto”. Creo, Señor, pero aumenta mi poca fe.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

1 opinión en “Ver y creer”

  1. Señor, no me hace falta meter mi mano en tu costado abierto. Para verte a ti, para tocarte a ti, solo hace falta mirar alrededor, ver al hermano, a los niños, a los inmigrantes, también al que ríe, al que disfruta de la vida que tú nos das; tocar la naturaleza, los árboles, el agua, el monte, el color del campo. En todo ello estás Tú.
    Termino siempre pidiendo: Aumenta mi fe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *