Ungir los pies

20 de septiembre
Jueves XXIV
Lc 7, 36-50 Le ungía los pies con perfume

A Jesús, una mujer pecadora, que antes le había regado los pies con sus lágrimas, los enjugaba con sus cabellos y los cubría de besos, le unge los pies con perfume. Mucho ama porque mucho se le perdona; mucho ama porque tiene fe; mucho ama porque se siente acogida, mirada con misericordia,  regenerada. Quiero amarte así, Señor, ungirte los pies con el perfume de mi vida, que es tu regalo.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *