Una señal

20 de diciembre
III jueves de adviento

Is 7, 10-14 Pide una señal al Señor tu Dios
Desde lo hondo, en lo profundo del ser abierto a ti como una granada, espero esta señal, la certeza de la salvación, la visión de tu gloria ( ¿cómo es posible verte y no morir en el resplandor de tu belleza, de tu verdad accesible, de tu bondad hecha carne?). No me doy cuenta que ya tengo la señal: la virgen está encinta, y dará a luz un hijo, y le pondrá, oh maravilla de las maravillas, Emmanuel, que significa Dios con nosotros.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Una señal”

  1. En tu Palabra te vas manifestando.
    Siento tu divina venida, sé que lo haces porque nos amas.
    Has que sepa recibirte dignamente, y con mi vida te vean los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *