Una carne

12 de febrero
Jueves V

Gn 2, 18-25 Los dos serán una sola carne

Pongo ante ti, señor, a los matrimonios que conozco y que pasan por dificultades en su convivencia, en su amor, en su fidelidad, en su proyecto vital. Por aquellos que sin saberlo, aún pueden mantener el rescoldo del amor, unido al tuyo, y avivarlo. Pongo ante ti, Señor, a tantos hombre y mujeres que sufren y padecen por su separación matrimonial. En tus manos lo tantas veces inexplicable.

0212

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Una carne”

  1. Señor, te doy gracias por mantenerme con vida, gracias porque hiciste que se alejara la maldad sin mas estragos que las lágrimas, gracias porque tus manos me sostuvieron y no me dejaron caer en un momento de agonía, Tu, que me diste esperanza para tramitar la nulidad de mi matrimonio, concedeme paciencia hasta la culminacion del proceso. Gracias Señor.

  2. Hoy la lectura del Genesis me pone en la boca una oración de gracias. Hoy cumplo 33 años de matrimonio.
    Un proyecto de vida en común que pusimos delante de Dios hace hoy 33 años. 33 años de convivencia, de alegrías, penas, dificultades, subidas y bajadas pero con la fuerza de saber que Dios, que quiso que fueramos una sola carne, nos vigila, nos ayuda, nos conduce y nos anima.
    Gracias, Señor, por mi familia, gracias por nuestro amor y gracias por el AMOR que tú derramas sobre ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *