Tus maravillas

21 de marzo
Viernes II de cuaresma

Salmo 104 Recordad las maravillas que hizo el Señor

Dejo un tiempo de silencio agradecido, ahora mismo, para recordar, y actualizar, las maravillas que has hecho en mi, a lo largo de mi vida, y las que sigues haciendo. Gracias, Señor, por tanta maravilla, en la que me abismo, por las que me haces desfallecer de amor.

03.21

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

3 opiniones en “Tus maravillas”

  1. Dejando el tiempo de silencio (que debía ser mucho más) Doy gracias de todo corazón a Dios; por mí vida, por sus bendiciones, por su perdón, por su paciencia en mis caídas, siempre me tendió su Mano. ¡¡Gracias, por ser mí Padre amoroso!!

  2. “En nombre de Dios y en nombre de este sufrido pueblo, cuyos lamentos suben hasta el cielo cada día más tumultuosos, les suplico, les ruego, les ordeno en nombre de Dios: Cese la represión”

    Óscar Romero

  3. Son mis momentos de silencio, son mis momentos de soledad, mis momentos de trabajo y mis momentos de rezar. Son todos los momentos del día propicios para recordar las maravillas que hizo el Señor. Maravillas que el Señor ha hecho en mí, que hace cada día. Me recreo en ellas, las recuerdo y las agradezco. Sin merecer nada me ha llenado de maravillas, sin tener nada me ha dado todo, sin esperar nada me ha regalado lo mejor para mí.
    Recordad las maravillas que hizo el Señor… y que nos regala cada día. Su amor es infinito. Gracias, Señor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *