Tu tesoro

8 de noviembre
Sábado XXXI

Lc 16, 9-13 No podéis servir a Dios y al dinero

Pues es evidente que toda la semana golpeas en el mismo clavo: del amor a ti sobre todas las cosas, del amor y del servicio, de la pérdida y la ganancia, de la riqueza que supone seguirte, de las riquezas que no lo son, de la cruz que supone ser discípulo tuyo, de las cosas terrenas, del comprender que donde encuentra mi tesoro pongo mi corazón, y mi ser… No abandones, señor, la obra de tus manos.

11.08

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

1 opinión en “Tu tesoro”

  1. ¡¡Es imposible tener dos amos!! Esto lo deja muy claro Jesús.
    Mi compromiso personal es servirlo a Él, sabiendo que es el gran tesoro de mi vida, donde todo tiene sentido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *