Tu luz

8 de marzo
Sábado después de ceniza

Is 58, 9-14 Cuando…

Tu Palabra me va despojando de todo, hasta la propia palabra. Quedo en silencio, anidas en mi corazón. Cuando destierres de ti la opresión, el gesto amenazador y la maledicencia, cuando partas tu pan con el hambriento y sacies el estómago del indigente, brillará tu luz en las tinieblas, tu oscuridad se volverá mediodía. Tu oscuridad se llenará de mi luz, y serás luz.

03.08

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Tu luz”

  1. Señor, que en éste tiempo me vaya despojando, de todo lo que no te deja habitar plenamente en mi corazón. ¡Sé siempre mi Luz!

  2. Padre,
    Dame la humildad del que nada sabe y el gozo del que nada entiende
    para que en tu misericordia no me duelan las saetas, ni me hieran las miradas

    Dame un cuerpo de presencia callada y unas manos rápidas
    para que en tu bondad no calen los desprecios ni aniden los rencores

    Dame un corazón de niña que de todo se asombra y todo celebra
    para que al llegar la noche no tenga más delito que haberte amado
    Amén

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *